Condiciones de la prótesis de cadera ambulatoria

Edito del 26/05/2014

Actualmente, las técnicas mínimamente invasivas permiten a un paciente recibir una prótesis de cadera por la mañana y regresar a su hogar el mismo día. Sin embargo, solo podrá obtenerse el alta si el paciente cumple con determinadas condiciones.

La prótesis de cadera ambulatoria se considera una práctica vanguardista. Así puede observarse en una búsqueda en Google, realizada a principios de octubre de 2014, utilizando la palabra clave «prótesis de cadera». En los primeros enlaces, aparecen dos noticias de periódicos regionales Franceses. La primera fue publicada el 30 de septiembre en Le Courrier Picard y se titula «Recibir una prótesis de cadera por la mañana y regresar al hogar esa misma noche». En la segunda, publicada el 28 de septiembre en La Voix du Nord, se menciona indirectamente la cadera: «tras la operación de cadera en mayo, esta vez fue el turno de una prótesis de rodilla ambulatoria exitosa la semana pasada en la clínica Cambrésis».

Este «acercamiento mediático» se debe a que, en marzo de 2014, se eliminó la obligación de mantener a los pacientes hospitalizados al menos cuatro noches tras recibir una prótesis de cadera. Antes de eliminar esta obligación, el centro sanitario percibía una gran sanción económica si autorizaba un alta prematura.

Gracias a la eliminación de las normas administrativas, se pudo implementar la práctica ambulatoria de prótesis de cadera dentro del plan quirúrgico. La solución se obtiene gracias a las técnicas mínimamente invasivas, menos traumatizantes y dolorosas, que permiten que el período postoperatorio sea más simple y que el alta de la operación sea conforme a su estado de salud.

La cirugía mínimamente invasiva de cadera, cuyos pioneros fueron cirujanos franceses, se caracteriza principalmente por el método utilizado. El acceso a la articulación por vía anterior (Hueter) respeta los elementos anatómicos profundos, en especial los músculos y la región periarticular. A través de esta vía, los músculos simplemente se extienden y los tejidos quedan protegidos.

Sin embargo, la prótesis de cadera ambulatoria no será todavía la norma habitual. Estará reservada a los pacientes jóvenes que vivan cerca del centro sanitario, con buena tonicidad muscular y sin comorbilidades. De hecho, la eliminación de normas administrativas y la cirugía mínimamente invasiva de cadera permiten que el cirujano tenga la libertad de decidir qué es lo mejor para el paciente operado: dos, tres o cuatro días de hospitalización o recibir el alta esa misma noche. Por otra parte, se debe destacar que la obligación de mantener al paciente hospitalizado (durante seis días) se reserva a los pacientes mayores de 80 años, o en caso de reparación de la prótesis.


El Comité editorial de Arthrolink